Cómo utilizar el branding para potenciar tu marca

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
branding-potenciar-marca

Actualmente las marcas nos rodean de forma permanente. Vivimos nuestro día a día inmersos en un mar de señales que llegan a nuestros sentidos continuamente.

Es así como el diseño adecuado de todos lo que compone la marca (imágenes, empaquetado, logotipo…) se ha convertido en un poderoso medio de comunicación para dar a conocer nuestro negocio. De hecho, una empresa sin “identidad”, con toda seguridad será inexistente en el mercado. Así, el diseño de sus elementos (conocido como branding) se configura como un componente fundamental para cualquier negocio, sea porque vaya a lanzar un nuevo producto al mercado o porque quiera renovar la imagen de los que ya dispone.

Utilizada correctamente puede ser una estrategia muy útil para potenciar nuestra empresa e incrementar las ventas. Por eso, hoy queremos hablarte de cómo puedes potenciar tu marca a través del branding. 

¿Qué es el branding?

La palabra branding, que se traduce del inglés como “etiquetado”, es un término utilizado en marketing para referirnos al proceso de construcción de una marca mediante la gestión planificada de todos los elementos gráficos, comunicacionales y de posicionamiento vinculados de forma directa o indirecta al nombre y símbolo que identifican al producto.

Algunos autores también han definido el branding como el proceso de creación de una relación o conexión entre el producto de una empresa y la percepción que tiene el cliente de ella con el fin de encontrar un elemento distintivo de la competencia que permita fidelizar a los clientes.

Es importante tener claro que el branding no debe limitarse únicamente a asignar un nombre, diseñar un logo, y posicionar la marca en el mercado. Aunque estos son los primeros pasos, el branding incluye la gestión de la marca una vez que se haya establecido. Esta estrategia implica continuidad en el tiempo, es decir, diseñar acciones y ejecutar técnicas que permitan percibir la marca de manera integral. No debemos olvidar que se trata de un medio de comunicación, por lo que, además de creativa, es esencial seguir una estrategia que nos permita destacar en un mercado altamente competitivo. 

Tipos de branding

Como casi todos los conceptos de marketing actuales, el branding se puede emplear para potenciar casi cualquier proyecto, lo cual lo hace una herramienta bastante polifacética. Por eso, podemos distinguir varios tipos en función del ámbito de aplicación. En términos generales se pueden mencionar:

  • Branding de empresa: enfocado a posicionar la marca de una empresa, y sus productos o servicios.
  • Branding personal: busca promocionar y fortalecer la marca personal de un individuo y convertirlo en referente en su sector.
  • Branding social: trata de aportar valor social a una marca con acciones como el apoyo de una causa. De esta manera, se pretende generar un vínculo de confianza entre el consumidor y la marca al relacionarla a un propósito y conjunto de valores que superan lo comercial o económico.
  • Co-branding: nace de la alianza de dos marcas para crear un producto nuevo, uniendo sus fortalezas para complementarse entre ellas.
potenciar-marca-con-branding

¿En qué elementos debe centrarse una estrategia de branding?

Para potenciar tu marca a través del branding, es importante conocer cuáles son los elementos que la conforman.

  • Logotipo: su objetivo es promocionar una marca de forma atractiva a través de una imagen integrada por letras, abreviaturas o palabras. Aquellas marcas que ya se encuentran establecidas en el mercado y que son conocidas, pueden encontrar en este símbolo un elemento de diferenciación. En el caso de empresas y productos nuevos, lo que se requiere es que sea atractiva para los consumidores, ya que se verán animados a probar el producto.
  • Isotipos: se trata de elementos de conexión y síntesis de un significado, una representación gráfica de la marca en la mente del consumidor. A diferencia del logotipo, se trata de una especie de símbolo que no requiere de letras para reconocer la marca. Algunos ejemplos destacados de isotipos pueden ser el swoosh de Nike, la manzana de Apple, el cocodrilo de Lacoste o la M de McDonald’s. Por supuesto, no es esencial en el diseño de una marca, pero puede ser muy útil dentro de una estrategia de branding. A la hora de crear y desarrollar una marca, no solo se requiere que los elementos visuales sean atractivos, sino que debe ser capaz de transmitir un significado por ella misma (rapidez, seguridad, flexibilidad…) 

Consejos para potenciar tu marca

El principal objetivo del branding es ampliar el alcance de la marca en el mercado, posicionarla y ubicarla en la mente de los consumidores, ya que como hemos dicho anteriormente, hablamos de algo más que la imagen comercial. Por eso, una buena estrategia de branding deberá principalmente:

  • Resaltar los valores de la marca y, por consiguiente, de la empresa que representa. De esta forma, lograremos despertar sensaciones y crear conexiones con los consumidores, fomentando una relación de confianza con ellos que les hará volver a consumir nuestros productos en el futuro.
  • Fortalecer la identidad de la empresa haciéndola identificable y reconocible en todos los ámbitos posibles.
  • Buscar elementos que la diferencien de la competencia, ya que una marca posicionada garantiza una ventaja en el momento en que un cliente debe elegir entre varios proveedores. Una marca con una buena trayectoria será siempre la opción principal.
  • Ganar estabilidad ante los constantes cambios del mercado a través de la adaptación a las nuevas circunstancias que puedan surgir.
  • Recurrir al consejo de expertos en diseño que nos ayuden a definir la imagen de nuestra marca y que nos aconsejen en el momento de cambiarla.

En conclusión, se debe prestar especial atención a crear un símbolo realmente representativo de la marca, y con el branding, se le imprimirá un contenido a este símbolo, capaz de generar un vínculo e identificación entre la marca y sus usuarios y clientes que le permita posicionarse el mercado, y logrando que la misma sea instantáneamente reconocible en los ámbitos deseados, teniendo siempre claro que el branding no es un estrategia exclusiva para grandes empresas, conglomerados o transnacionales, y no genera resultados instantáneos, pero produce frutos duraderos, asegurando para la marca un crecimiento sostenible, al generar el vínculo emocional y de compromiso correspondido que redunda en adquisición y fidelización de clientes.

Con la masificación de la producción y usos de los elementos informáticos y de telecomunicaciones, y el constante acceso a las multiplataformas, se ha potenciado la necesidad de rescatar y fomentar los símbolos para representar a las marcas, lo cual al mismo tiempo se constituye en una oportunidad para diversificar los medios de trasmisión y aumentar el alcance de la marca.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.