crear-startup-con-exito

Cómo crear tu startup con éxito

Es innegable que la idea de emprender y crear una startup ha crecido mucho en los últimos años. En este sentido, ser emprendedor se ha convertido en una opción viable para desarrollar nuestra creatividad y crear un negocio innovador con posibilidades de futuro. 

Una startup es una organización diseñada para trabajar en ámbitos de extrema incertidumbre, ya que se busca la creación de un producto para impulsarlo rápidamente y así crear una gran empresa con el tiempo. Así, la creación de un nuevo negocio, a pesar de que nos puede aportar grandes beneficios, supone afrontar grandes retos. 

Por ello, para iniciar esta aventura con éxito, es importante seguir una serie de pasos y recomendaciones. Por eso, hemos escrito este artículo con algunos consejos. Queremos ayudarte a crear tu startup con éxito. ¿Empezamos?

Define bien tu idea de negocio

Cuando tienes una idea de producto o servicio innovador y con posibilidades de éxito, puedes visualizarlo muy claramente en tu mente. Sin embargo, si no la defines correctamente en la realidad, es muy probable que en el momento de ponerla en práctica, no llegue a cumplir tus expectativas ni las de tus clientes.

Así, es importante establecer desde el principio cuáles son los canales por los que venderás el producto o servicio, tu público objetivo, cuál es la necesidad que va a satisfacer…

Estudia el mercado en el que te vas a desenvolver

Para que nuestra idea se desarrolle correctamente y nuestra startup comience su periodo de crecimiento, es importante analizar dónde nos vamos a dónde nos vamos a desenvolver. Es decir, cuáles son los desafíos y las oportunidades que nos ofrece nuestro entorno. 

En este sentido, es importante tener en cuenta el tamaño del mercado, los distintos segmentos de clientes que se pueden establecer, quiénes son tus competidores… Una vez que tengamos nuestros objetivos bien definidos, sabremos lo que tenemos y a lo que nos enfrentamos.

como-crear-startup-exito

Crea una propuesta de valor

Es importante que la idea que tengas se ajuste lo máximo posible a las necesidades de tu público objetivo y supere sus expectativas. Esto es lo que se conoce como propuesta de valor y es lo que, en definitiva, te permitirá diferenciarte de la competencia.

Esta propuesta de valor está formada por las características de tu producto que lo hacen especial y diferente del resto. Desde el punto de vista del cliente, es lo que le hace decidirse por tu marca.

Además, para que tu propuesta de valor sea efectiva y ayude a los usuarios a optar por tu empresa, antes de crear tu startup tanto tú como tus empleados debéis tener claro cuáles son las características que quieres resaltar y cómo debes hacerlo.

Define los valores de tu marca

Paralelamente al desarrollo de tu idea, es importante que, en el momento de crear tu startup, construyas y desarrolles también los valores de tu marca. Las startups, al ser empresas de nueva creación, se desenvuelven en un mercado difícil e inestable donde no sólo hay otros nuevos negocios, sino también los ya establecidos. 

Así, este proceso requiere de estudio y reflexión para construir una marca completa, transparente y sólida desde el principio, ya que de esta forma mejorará la percepción de los consumidores respecto a nuestra empresa y mayor notoriedad tendremos.

Por otra parte, este elemento será lo que marque el resto de tus acciones, así como el Producto Mínimo Viable, del que hablaremos a continuación.

Desarrolla tu Producto Mínimo Viable (MVP)

Muchas startups fracasan porque su producto o servicio no es viable y no llega a desarrollarse desde el principio. Así, antes de lanzarlo definitivamente, es importante probarlo y obtener un feedback por parte de los consumidores para saber si se ajusta a lo que esperan o hay algo que cambiar.

Esta primera muestra es lo que se conoce como Producto Mínimo Viable, y se trata de un prototipo con unas funciones mínimas que permiten presentarlo a tus clientes potenciales y, de esta manera, comprobar su interés por el mismo.

A partir del MVP podremos estimar los costes de producción del producto o servicio, el tiempo, su viabilidad…

Consigue la financiación necesaria

Otro de los aspectos más importantes para crear una startup es la financiación. Conseguir el dinero necesario para llevar a cabo tu proyecto es una tarea difícil, pero no imposible. 

Existen distintas fórmulas para obtener el dinero con el que poner en marcha tu proyecto:

  • Ronda Semilla: se trata de la financiación inicial de cualquier proyecto y suele proceder de familiares y personas de confianza del emprendedor.
  • Business Angel: es lo que conocemos como inversores privados y se suele dar en una fase posterior a la puesta en marcha de la startup.
  • Préstamos o créditos bancarios: una de las financiaciones más obvias para cualquier empresa suele ser el apoyo de una entidad financiera. Para ello, se debe poseer un proyecto muy viable.
  • Crowdfunding: una de las fórmulas de financiación más comunes en la actualidad, se basa en reunir fondos a través de una financiación colectiva a través de plataformas de Internet. Estos espacios permiten añadir proyectos en los que los usuarios donan una cantidad de dinero para conseguirlos.

Todas estas técnicas nos ayudarán a crear una startup bien posicionada, que sepa comunicar sus productos correctamente y que permita captar la atención de los clientes potenciales. 

Además, para lograr que tu startup comience a funcionar correctamente, es importante contar con el acompañamiento de expertos en este campo y que te ofrezcan el impulso que necesitas. Por ejemplo, Ufounders es el primer marketplace de emprendimiento donde podrás construir tu startup con éxito. Ellos te acompañan en todas las fases de tu proyecto y te levantan todas las rondas de inversión para que tú sólo tengas que preocuparte por comenzar tu nueva empresa.

Además, te asignarán un mentor profesional que te acompañará, orientará y guiará durante todo el recorrido de tu startup: desde dar forma a tu idea y crear una propuesta de valor hasta la ronda de financiación, pasando por el estudio del mercado y la definición del MVP. Con su ayuda, podrás hacer realidad todas tus ideas de forma rápida y sencilla. ¡No dudes en contactar con ellos!