Cómo puedes alcanzar la libertad financiera siendo autónomo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si te has planteado la posibilidad de ser autónomo, seguramente habrás considerado más de una vez las complicaciones económicas que podrían surgir. Y no es para menos, pues la aparente seguridad económica que ofrece un trabajo en una empresa desaparece desde el momento en que renuncias. Para ayudarte a tomar decisiones más acertadas, a continuación veremos algunas sugerencias que te ayudarán a tomar buenas decisiones. Así, la transición hacia convertirte en autónomo será más fácil.

Cómo conseguir la libertad financiera

Pues bien, esta es una cuestión un tanto difícil de responder. En realidad son varios factores que pueden contribuir a lograrlo, pero dependerá de la situación de cada persona. Sin embargo, algunas cosas son útiles en todos los casos para lograr la Libertad financiera

En primer lugar, es necesario que nos sentemos a pensar detenidamente qué cosas compraremos para emprender nuestro proyecto. Aunque muchas cosas podrían ser útiles, lo cierto es que no todas son necesarias. De hecho, algunas requieren que les dediquemos mucho tiempo para mantenerlas en un buen estado. Como es lógico, mientras más tiempo nos consuman, generamos menos ingresos. Por eso, es importante comprar inteligentemente los artículos y el mobiliario que usaremos.

Ahora bien, cuando pensamos en iniciar un proyecto, habitualmente nos viene a la mente solicitar un préstamo para darle un impulso. Aunque eso podría ser adecuado, también encierra un riesgo muy grande. Para entender mejor este punto, tenemos que pensar en una ratio financiera: la del apalancamiento. Como puede deducirse fácilmente, su nombre se deriva del efecto que tiene una palanca en la fuerza aplicada. Con un esfuerzo menor aumenta el efecto en el objeto que se desea mover. Pues bien, eso es precisamente lo que se pretende lograr con un crédito para los proyectos financieros. Es decir, un préstamo podría en teoría aumentar la posibilidad de éxito del proyecto y, al mismo tiempo, aumentar las ganancias. 

Lo anterior suena bien. Pero antes de tomar una decisión, tienes que analizar el aspecto negativo del apalancamiento financiero. Así como puede aumentar las ganancias en caso que el proyecto prospere, también podría aumentar significativamente tu deuda si este fracasa. Si solo tú has invertido, la pérdida sólo será tuya. Pero si además has adquirido una duda, tendrás que pagarla junto con los intereses generados. Además, si contrataste a otras personas, también deberás pagar su salario junto con los gastos que te genere su despido laboral. 

En resumen, aunque la libertad financiera es posible, deberás calcular detenidamente los posibles beneficios y peligros del rumbo de tu proyecto. Ya que hayas definido estos aspectos, ahora tendrás que definir cómo gastar el dinero que tengas disponible.

Activos y pasivos, ¿en qué invertir?

Sin importar el tipo de financiamiento que utilices, es buena idea pensar en qué artículos te generarán un ingreso. Por ejemplo, quizá consideres la posibilidad de adquirir un vehículo argumentando que lo necesitarás para tu negocio. Si lo usarás para actividades relacionadas directamente con tu proyecto, entonces será una inversión, en otras palabras, un activo. Pero si lo usarás únicamente para evitar viajar en transporte público, entonces podría considerarse un gasto. En el mejor de los casos será un pasivo, pues te dará ciertas ventajas, sin que represente una fuente de ingresos. Y lo que es más, puede convertirse en una fuente mayor de gastos, considerando la compra de combustible, las reparaciones, los permisos y demás desembolsos económicos. 

Una vez dicho todo lo anterior, ¿qué es un activo? Sencillamente se trata de algo que te genera una ganancia. Por supuesto, el activo por excelencia es el dinero, pero también podría tratarse de materiales comercializables. Pues bien, antes de adquirir algo, pregúntate si realmente es indispensable para tu proyecto. Si la respuesta es negativa, quizá lo mejor sea prescindir de él. 

Al poner en práctica las sugerencias mencionadas anteriormente, aumentarán las posibilidades de éxito de tu proyecto. Así, podrás iniciar tu carrera como autónomo.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.