Teletrabajo y trabajo en remoto: diferencias, ventajas e inconvenientes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
teletrabajo-trabajo-remoto

A raíz de la pandemia, muchos negocios se han visto obligados a cambiar sus costumbres empresariales para adaptarse a una nueva realidad: la necesidad de realizar el trabajo desde casa y de encontrar herramientas que le ayuden en esta tarea. Actualmente, las palabras trabajo en remoto y teletrabajo son cada vez más frecuentes. Y es que cada vez más empresas optan por implementarlas para hacer más seguro su entorno y aumentar la productividad a la vez que encuentran en ellas un modelo de trabajo flexible y adaptado a los empleados.

Sin embargo, aunque puedan parecer conceptos similares y que normalmente se utilizan sin distinción, es necesario matizar que cuentan con algunas diferencias. En este post te contamos cuáles son los elementos principales de cada uno y sus ventajas e inconvenientes principales, pues su implementación implica consecuencias diferentes, además de una regulación diferente en España.

¿Qué es el teletrabajo?

El término teletrabajo se refiere principalmente al trabajo a distancia realizado en un espacio distinto al de la oficina o el lugar habitual de trabajo (aunque si interpretamos literalmente esta palabra, tu casa también se puede convertir en tu lugar de trabajo habitual). Así, es posible teletrabajar desde casa, desde el transporte público o incluso desde un restaurante. Lo importante es contar con un dispositivo conectado a Internet que te permita llevar a cabo tus tareas.

El teletrabajo se ha convertido en el principal recurso del que disponen las empresas para asegurar su continuidad. A veces, como veremos a continuación, se pueden producir situaciones en las que la productividad de los trabajadores disminuya, por lo que es necesario diseñar una buena estrategia y planificar de manera adecuada el trabajo.

Podemos distinguir tres modalidades de teletrabajo dependiendo de la regularidad con la que el trabajador se desplace a la oficina: 

  • Teletrabajo a tiempo completo: el trabajador se encuentra en un puesto fijo, normalmente su domicilio.
  • Teletrabajo mixto: en este caso, el empleado alterna cada cierto tiempo el teletrabajo con la presencia en la oficina, acudiendo a ella determinados días de la semana o determinados días del mes.
  • Teletrabajo móvil: la persona se mueve de un lado a otro debido a las particularidades de su empleo, por lo que no cuenta con un lugar de trabajo fijo.

El teletrabajo tiene las mismas características que el trabajo en la oficina, de manera que el empleador controla que se desarrolle el trabajo correctamente y que se lleve a cabo en unos plazos establecidos. 

Ventajas del teletrabajo

El teletrabajo cuenta con una característica principal de las cuales derivan numerosas ventajas: la flexibilidad. Así, podemos destacar como beneficios principales:

  • Ahorro de tiempo y costes: el hecho de no tener que movernos diariamente hasta la oficina permite que no tengamos que invertir dinero y tiempo en coger nuestro coche o el transporte público.
  • Conciliación de la vida personal y laboral: relacionado con lo anterior, el hecho de no tener que dedicar tiempo a trasladarnos de un lugar a otro permite que dedicar también tiempo a nuestro familiares, amigos y otras actividades de ocio. Además, como decíamos anteriormente, el teletrabajo permite desarrollar nuestra actividad, no solo desde nuestro domicilio, sino también en cualquier otro lugar si la situación lo requiere (viajes familiares, visitas a familias y amigos…)
  • Posibilidad de trabajar desde entornos cómodos y acogedores: aunque una oficina puede ser acogedora y cómoda, lo cierto es que nuestra casa siempre es una buena opción. Es cierto que no se recomienda trabajar desde ciertos lugares como la cama o el sofá, ya que corremos el riesgo de dejar a nuestro cuerpo que repose y notar así una reducción en nuestra productividad, pero el hecho de estar en casa puede también hacer que nuestro estrés se reduzca considerablemente al asimilarlo a un entorno de paz y tranquilidad.

Inconvenientes del teletrabajo

Sin embargo, aunque aporte muchas ventajas, no todo es positivo:

  • Imposibilidad de implantación en algunos puestos de trabajo: hay empleos en los que se desaconseja el teletrabajo, ya que requieren de mucha presencia y en lugar de facilitar, dificultaría su desarrollo.
  • Distracción si no se elige el entorno de trabajo adecuado: a veces, cuando no se está en la oficina es complicado no sucumbir a los encantos de distracciones como el teléfono móvil o cualquier búsqueda en Internet, por lo que resulta difícil concentrarse.
  • Mayor dificultad para relacionarse con el resto del equipo: somos seres sociales, y especialmente en una empresa, las relaciones se pueden resentir al no poder ver a nuestros compañeros.
trabajo-en-remoto

¿Qué es el trabajo en remoto?

Por su parte, el trabajo en remoto supone también trabajar a distancia, pero desde una máquina o sesión virtual que se encuentra en un acceso remoto. Dicho de otra manera, en el trabajo en remoto, la persona se encuentra en una ubicación (ya sea la propia oficina, un espacio de coworking o su casa) con un dispositivo conectado a Internet y accede a otro desde el que realiza su trabajo. Así, teletrabajo y trabajo en remoto se convierten en dos conceptos relacionados y que tienen ciertas similitudes, pero que al final resultan ser diferentes. 

Ventajas del trabajo en remoto

  • En la mayoría de ocasiones, no se requiere experiencia previa: realizar trabajos en remoto no tiene por qué significar tener experiencia ni formación anterior. Por ejemplo, puedes ser un editor de vídeo que trabaja en remoto. Si quieres saber más sobre algunos trabajos en remoto que puedes llevar a cabo sin experiencia previa, en este enlace encontrarás toda la información.
  • Disminución de los costes: al igual que en el teletrabajo, hay muchos costes que se reducen con el trabajo en remoto, puesto que únicamente necesitamos un dispositivo desde el que acceder al equipo remoto para realizar la actividad.
  • Permite un aumento en la productividad: aunque requiere de una buena organización personal, el trabajo en remoto puede traer consigo un aumento en la productividad, pues es posible concentrar todo el trabajo en una franja horaria y así lograr resultados mucho más satisfactorios.

Desventajas del trabajo en remoto

El trabajo en remoto comparte sus inconvenientes con el teletrabajo, por lo que nos limitaremos a recordarlos: 

  • En algunos puestos de trabajo su implantación resulta casi imposible.
  • Aumento de las distracciones.
  • Dificultades en la relación con otros compañeros de trabajo.

Como habrás podido comprobar, el teletrabajo y el trabajo en remoto son dos maneras distintas de adaptarse a una misma realidad: el trabajo a distancia. Si actualmente estás buscando trabajo y quieres contar con la flexibilidad que ofrecen el trabajo en remoto y el teletrabajo, puedes empezar a buscar en https://trabajosremotos.es/, la página web donde podrás encontrar trabajos remotos online de manera sencilla y sin moverte del lugar en el que te encuentres.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.