Cómo mejorar tu posicionamiento SEO en 4 pasos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
posicionamiento-seo

Como sabemos, los consumidores de hoy son mucho más independientes y buscan la información que necesitan a través de Internet. Para que una empresa venda su producto o servicio y se haga un hueco entre sus competidores, es fundamental aparecer siempre la primera cuando un cliente potencial realice una consulta. Por tanto, la empresa, y por tanto, la marca deben estar bien posicionadas en los motores de búsqueda.

No es una tarea sencilla. De hecho, cada día en Google se realizan 5.400 millones de búsquedas y el objetivo es que para cada búsqueda que contenga las palabras clave de los servicios de la empresa, el nombre de la marca debe aparecer dentro de la primera página de esta búsqueda, ya que la mayoría de los clientes no buscarán más. Puede ocurrir que lleguen a mirar más allá, pero no es algo frecuente si lo que buscan sobre todo es contratar un producto o servicio.

Esto es lo que se llama SEO o Search Engine Optimization (optimización de motores de búsqueda). El objetivo es entender cómo funciona el algoritmo de Google para encontrar la manera de posicionarse lo más alto posible en la primera página de los motores de búsqueda.

En este artículo, te presentamos 4 técnicas para mejorar tu posicionamiento SEO con el fin de dar la máxima visibilidad a su empresa. Si se aplican estos métodos, además de convertirse en un activo importante para tu empresa, podrás situarte un paso por delante de tu competencia.

Utiliza palabras clave eficaces 

Hay todo un abanico de conceptos asociados a tu actividad que te definen, aunque lo cierto es que algunas palabras son más importantes que otras. El objetivo del SEO es encontrar el equilibrio perfecto entre la palabra que más se ajusta a ti y la que te aportará más visibilidad. Estas palabras son conocidas como keywords o palabras clave. En este sentido, hay muchas herramientas y consejos que pueden ayudarte: 

  • Analiza tu actividad: define todas aquellas palabras que se relacionan con tu actividad. Es importante tener una visión general de todo lo que puedas utilizar para posicionarte en las primeras posiciones. Una lista de todo el vocabulario asociado a la actividad puede también utilizarse más tarde si la estrategia cambia.
  • Analiza tu competencia: observa a tus competidores y aprende de ellos. Tu objetivo es ser mejor que los demás, por lo que necesitas saber en qué palabras se basan y cuál es su estrategia para estar en lo más alto de la página
  • Vocabulario estratégico: gracias a ciertas herramientas (como Semrush, por ejemplo) podrás conocer el valor estratégico de las palabras definidas de antemano. Esto te permitirá elegir correctamente las palabras que representarán tu actividad en los motores de búsqueda.
  • Mantente alerta: la lista que defines en el primer punto es interesante, ya que las búsquedas no son fijas sino que evolucionan con el tiempo. Por lo tanto, tendrás que adaptar tu estrategia en función del número de búsquedas.

Revisa tu sitio web

Ahora que has encontrado las palabras clave adecuadas para tu negocio y estás listo para colocarte por encima de tus competidores, debes hacer que tu sitio web sea lo más claro posible para el algoritmo de Google. 

Un sitio web claro es aquel que está bien estructurado. Por tanto, la navegación entre las páginas debe ser intuitiva. Debe ser fácil orientarse, y para ello, hay que prestar atención a los enlaces internos

También hay que tener en cuenta los títulos y sus formatos en el sitio. Necesitarás una buena estructura de árbol, es decir, un flujo lógico entre los diferentes tipos de títulos (H1, H2, H3, etc…). Aquí, el punto anterior será de nuevo útil porque tus palabras clave más importantes deben aparecer en los títulos. 

Por último, está el aspecto técnico, debemos asegurarnos de que el sitio funciona correctamente. Esto puede incluir tener en cuenta los tiempos de carga de las páginas, la optimización de las imágenes del sitio, los enlaces rotos, las páginas 404…

mejorar-seo

Contenido adecuado

Para «mantener contentos» a los algoritmos de los motores de búsqueda, es necesario tener un blog que se actualice regularmente. El objetivo es, en primer lugar, permitir a los visitantes informarse y encontrar algunas respuestas a sus preguntas, pero también permite mostrar que el sitio se mantiene.

Respecto al contenido hay ciertas reglas que deben ser respetadas:

  • Artículos basados en palabras clave estratégicas: el objetivo es siempre posicionarse para determinadas búsquedas, por lo que el contenido debe construirse en torno a este glosario, a la vez que se diversifica.
  • Construcción modular: la organización de los títulos es muy importante, y las palabras clave deben aparecer con la mayor frecuencia posible. Sólo se coloca un H1 al principio y la organización que sigue debe ser fluida, coherente y respetando una jerarquía.
  • Originalidad: por supuesto, queda descartado el hecho de utilizar artículos de otro sitio. Debe ser específico y adaptado a nuestra empresa. También es necesario que sea muy detallado, con la mayor cantidad de detalles posibles, para que los motores de búsqueda puedan presentarlo más fácilmente a los visitantes y considerar el contenido como útil para un usuario de Internet. 

No hay un intervalo de tiempo concreto que respetar entre la publicación de los artículos. El objetivo es simplemente mantener el blog actualizado con regularidad para demostrar que siempre está atento a las necesidades y preguntas de los visitantes. Sin embargo, hay que dedicar tiempo a crear estos contenidos y planificarlos correctamente. Para ello, contar con la ayuda de profesionales que te ayuden a diseñar esa estrategia, puede ser clave.

Los enlaces

El posicionamiento no sólo se produce a través de su sitio web, sino también fuera de él. La gente tiene que hablar, recomendar tu empresa y aconsejar a la gente que visite tu sitio web. Esto es lo que se conoce como netlinking o unión de enlaces. Hay varias maneras de tener una estrategia de este tipo efectiva:

  • Enlaces internos: en tu página o en tus artículos, puedes hacer referencia expresa a tus propias páginas, permitiéndote crear enlaces entre tus páginas menos visibles y así facilitar el acceso.
  • Enlaces naturales: son enlaces que los clientes dejan al opinar en foros, redes sociales, etc. Son totalmente naturales.
  • Enlaces falsos: el objetivo es asegurarse de que se hacen públicos enlaces a tu sitio web simulando ser un cliente que da su opinión. No es lo más recomendable, ya que no parece natural y puede perjudicar al posicionamiento SEO de tu página.
  • Enlaces de pago: también puedes pagar para que tu página web se encuentre en las primeras posiciones a través de artículos. Estas colaboraciones se pueden encontrar en sitios como RocketLinks por ejemplo. Sin embargo, es importante prestar atención a la temática de los sitios con los que colaboras, ya que los algoritmos estarán atentos a que sea la misma temática o relacionada.

Poniendo en práctica estos consejos, es posible llevar a cabo con éxito una estrategia de posicionamiento SEO efectiva. Sin embargo, a veces realizamos acciones sin ser conscientes de que quizás no las estamos aplicando de manera adecuada. Por eso, es importante acudir a especialistas como Dlega Online para que nos aconsejen y nos ayuden a realizar y poner en práctica nuestra estrategia de manera adecuada. De esta forma, lograremos colocarnos en las primeras posiciones de los motores de búsqueda de manera simple y eficaz.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.