Consejos para aprovechar al máximo la educación en línea

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
educacion-en-linea

Durante la pandemia y los meses de confinamiento, todos hemos tenido que aprender a reinventarnos y adaptarnos a las nuevas circunstancias. Poco a poco nos hemos ido dando cuenta de que para realizar muchas cosas, no es necesario moverse de casa, y más concretamente, del sofá. Por ejemplo, siempre que queremos aprender algo nuevo, nos vemos en una clase rodeada de personas, con un profesor que nos enseña todo en ese ámbito. Esta era la situación hace unos años. Sin embargo, con el avance de las nuevas tecnologías, las oportunidades para tener una educación en línea se han visto incrementadas.

Cada vez son más los que apuestan por buscar información y cursos en línea que les permitan ampliar sus conocimientos desde el calor de su hogar. Aunque en la mayor parte de los casos resulta muy útil, puede no resultar en algo productivo si no pones en práctica algunos consejos, por lo que te los contamos en este post.

Pero antes… ¿Qué es la educación en línea?

A la hora de definir este término, cuando pensamos en educación visualizamos dos roles: el de un educador (o docente) y un estudiante. Y si decimos “en línea” es porque utilizamos Internet como herramienta fundamental para llevar a cabo esta tarea. Por tanto, este término se utilizaría simplemente en el ámbito de los colegios, institutos, universidades y academias, puesto que es ahí donde existen estos dos roles diferenciados.

Pero si nos paramos a pensarlo, cada vez que hay alguien que transmite sus conocimientos y alguien que los recibe, podemos decir que hay una educación. De hecho, la RAE define educación como “el acto de desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos, etc.

De esta manera, cada vez que decides iniciar una búsqueda de información con el fin de ampliar conocimientos, estarías recibiendo una educación en línea. Quizás no todo el mundo esté de acuerdo con esto último, por lo que ya depende de ti elegir la definición que más te encaje.

Consejos para una educación en línea y no morir en el intento

Cuando empezamos un curso online, a veces descuidamos otros aspectos de nuestra vida diaria, o incluso faltamos al compromiso del mismo “por falta de tiempo”. Con una buena organización y estos sencillos consejos, llegarás a cumplir tus objetivos y a aprovechar cada momento de aprendizaje.

Organiza tu tiempo

La educación en línea tiene numerosas ventajas, principalmente, el poder formarte fácilmente, cuando quieras y donde quieras. Sin embargo, necesitarás organizarte de alguna manera para lograr tus objetivos, puesto que si solo dedicas “tus ratos libres”, puede que al final acabes abandonando el curso. Dedica algunos momentos diarios a entrar en el curso y a investigar por tu cuenta y esto no supondrá ningún problema para ti. Pero ten cuidado, planificar también los descansos te hará más productivo, ya que no se recomienda estudiar durante un largo período de tiempo.

Establece prioridades

Identifica cada una de tus obligaciones y ordénalas de mayor a menor importancia o de mayor a menor dificultad. Que sean las más importantes a veces no significa que requieran menos tiempo, por lo que debes tenerlo en cuenta.

Adapta un lugar para el estudio

Es cierto que la educación en línea puede desarrollarse tanto en una mesa de estudio como desde tu cama. Sin embargo, es importante adaptar un lugar desde el que llevarla a cabo. Debe contar con buena luz y poco ruido. Además, debes reducir las distracciones al máximo posible. Por ejemplo, la cama es un buen lugar, pero quizás no el adecuado, puesto que corres el riesgo de dormirte mientras escuchas la lección o incluso de querer abandonarla para disfrutar de su calor.

Resuelve tus dudas

En un curso online los profesores no suelen estar presentes en el mismo momento en que tú lo desarrollas, lo recomendable es resolver tus dudas a través de los foros y herramientas de mensajería con las que cuentan algunas plataformas. Esto aumentará tu motivación y te asegurará el éxito.

Concédete pequeñas recompensas

Esto es muy importante. Marcarse objetivos a corto plazo ayuda a llegar a la meta (con esfuerzo, eso sí). Cada vez que logres alguno, puedes darte un capricho, como cocinar algo que te guste, ver tu película favorita… Así te ayudarás para que el camino no se haga tan cuesta arriba.

Utiliza la tecnología y los mejores recursos

Disponer de una buena conexión a Internet resulta importante para evitar distracciones y perder la concentración. Hay momentos en los que un pequeño fallo que te impide continuar tu aprendizaje te distrae y hace que no vuelvas a la tarea con la misma disposición.

Además, encontrar un curso que se adapte a tus necesidades y que cuente con todo lo que necesitas es fundamental. Te proponemos empezar por un algún curso gratuito  de Office, ya que estas herramientas te serán de mucha utilidad para otros cursos en los que quieras participar.

¿Y ahora qué?

Te hemos dado algunos consejos sobre cómo aprovechar al máximo tu educación en línea. El siguiente paso es ponerlos en práctica y buscar algún curso que te interese y en el que puedas ampliar aún más tus conocimientos. ¿A qué esperas?

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.