Trucos para decorar tu hogar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Aunque cada persona y cada hogar sea diferente, existen una serie de trucos un poco más básicos para comenzar a decorar tu casa y que puedas darle tu estilo poco a poco. Decorar tu casa y aprender sobre decoración puede ser muy entretenido, por ello te recomendamos que si te pones manos a la obra visites páginas de interés donde pueden aconsejarte mejor, como un buen blog de decoración de interiores, donde profundizan en el tema y puedes encontrar muchas ideas.

Lo sencillo gana mucho

Nos referimos tanto a colores como a cantidad. A veces queremos “rellenar” de cosas nuestras habitaciones o salones… y debemos entender que cuantas más cosas tengamos, más difícil será que todo encaje bien junto. Además, en cuanto al color no queremos decir que todos tus muebles sean iguales (a menos que ese sea tu objetivo) sino que te decidas por una base un poco más neutra y luego a partir de estos puedes empezar a ser más creativo. Quizás las paredes y sofás puedes elegirlos de un tono más claro y liso, aunque luego los cuadros y las alfombras varíen los tonos. Un sofá de tono claro y liso te da más juego a la hora de elegir los cojines y que combine con otros muebles, por ejemplo. 

Busca la luz… o créala 

La luz ayuda a que una habitación parezca más grande y además se suele buscar en general un ambiente luminoso, sobre todo en los salones. Intenta buscar de forma natural la luz para que se puedan disfrutar de todos los detalles de tu salón… pero si es difícil para ti buscar la luz en tu habitación o salón, puedes crearla con algunos truquitos. Por ejemplo, pintar el techo y las paredes de color blanco, o almenos de colores claros. Si tu suelo es oscuro, siempre puedes buscar una alfombra clara para que ilumine el ambiente. 

Simetría

Aquí no hay mucho que explicar, más bien recalcar que la simetría puede hacer que un salón se vea ordenado y parezca más espacioso, y siempre tiene un efecto visual más atrayente que un salón asimétrico, que da más bien la sensación de desorden.

¿Cambio constante?

Las modas van y vienen y muchas veces para estar al día con lo que se lleva deberíamos cambiar no solo la distribución sino todos los muebles de nuestro hogar. Por eso hablábamos antes de darle prioridad a una base neutra. Con una base sencilla que nos guste, no tendremos que cambiar el salón entero todo el tiempo, sino que podemos variar los accesorios o complementos por algunos que estén más a la moda. Por ejemplo, no tenemos por qué cambiar el sofá, tan solo los cojines o incluso solo las fundas. Tendremos la sensación de estar cambiando constantemente, aunque tendremos ya una base constante con la que inspirarnos. 

Encuentra tu estilo… ¡copiando otros!

Como hemos dicho al principio, cada persona es diferente y cada hogar lo será también. Cómo decoramos nuestro hogar dice mucho de nosotros. Aún así, a veces es difícil encontrar el estilo que mejor nos representa o con el que nos sentimos más cómodos, por lo que lo mejor que puedes hacer es inspirarte en ideas de otros. No significa que copies el salón que aparezca en la portada de tu revista favorita (o si, si te apetece…) pero cuanto más mires y busques, antes empezarás a descubrir que te gusta más o menos, y poco a poco encontrarás tu estilo propio. Además, copiar ideas es lo más normal del mundo en todos los aspectos: la ropa, los peinados… y las casas. 

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.